De azul cielo y agua limpia. Rabilargo (Cyanopica cyanus cooki). San Sebastián de los Reyes. 28-10-2017

http://natusfera.gbif.es/observations/31834

 Amamos el azul, dicen los pintores porque es siempre azul y porque, añaden los biólogos, los vertebrados carecemos de la capacidad de fabricar pigmentos azules. Amamos el azul, dice la estadística, por encima de cualquier otro color porque lo asociamos a cielos radiantes y agua limpia. Estos rabilargos tan esbeltos y bellos tienen la suerte de poseer un plumaje extraño y exótico: azul, crema y rosado. Es la pura y alegre luz sobre sus plumas la que arranca destellos tan hermosos del color menos frecuente de la Naturaleza.   
TextoColaboración. Maribel Orgaz

Comentarios