Que no hay sitio en vuestras ciudades. Gorrión molinero (Passer montanus). Somiedo 2-5-2017



Que no hay sitio, deben pensar los gorriones. Que todo está lleno de gente, de coches, de expectativas, de obsesiones. Y se van, abandonan las ciudades. París, Londres, Barcelona o Madrid. Si acaso, aparecen en primavera pero a la vista de lo incorregible en invierno ni pisan las calles. Este descuido se tuvo también en China: que se vayan, que se comen el grano de los campos y la gente daba a los niños cacerolas para hacer ruido durante todo el día, así que los gorriones desaparecieron durante años. Aparquemos los coches, hablemos poco y en tono bajo, limpiemos el aire que respiramos. Volved, anunciaremos, teníais razón, estas ciudades repletas de frustraciones eran inhabitables.
TextoColaboración. Maribel Orgaz

Comentarios