Volcanes lejanos. Paloma Torcaz (Columba palumbus). Puente nuevo Talamanca del Jarama, Madrid. 25-8-2017




Miras a lo alto y allí están, como gallina en palo, bien juntas sin necesidad porque tienen de sobra cable y espacio. Qué estarán haciendo allí si no son cazadoras, no tienen que planear en lo altísimo para localizar una presa. Ven la luz ultra violeta que nosotros no podemos ver y dotadas de un oído excepcional, las palomas captan el ruido del volcán antes de su erupción, las tormentas lejanas, los vientos débiles soplando. Quizá, entre los cables y el hierro, en las torretas y postes; ellas escuchan sonidos nuevos. Se juntan sobre esas formas incomprensibles de fealdad a descansar unas horas, deleitándose con las notas de una brisa juguetona, escuchando un paisaje metálico con el regocijo inmenso de quien puede disfrutar de un arpa de viento de tamaño colosal. 
TextoColaboración. Maribel Orgaz

Comentarios