La perfección marfileña. Cardo salvaje (Dipsacus fullonum). Embalse de Guadalix. 25-8-2017




Su cuerpo como claro marfil cubierto de zafiros, dice el Cantar de los Cantares de la piel de la Amada cuando el Esposo la contempla. Este cardo salvaje, Dipsacus fullonum, es llamado también en algunas zonas baño de Venus o Afrodita agachada. Ve ahora y busca esas viejas estatuas para comprobar su forma de óvalo, su color; el mismo de esta planta cuando ya ha sido atravesada por el verano. Así que alguien, hace más de 2.000 años se detuvo maravillado ante este cardo salvaje y pensó en su Amada; aquella cuya piel irradiaba, como una diosa antigua, esta exacta perfección marfileña. 
TextoColaboración.  Maribel Orgaz.

Comentarios