El corzo o la hermosura (Capreolus capreolus). Puente nuevo Talamanca del Jarama. 25-8-2017





Ahí lo tienes, abres el libro sagrado, la Santa Biblia, y corren gacelas y corzos. Pastorean en los cantares entre esposos; saltan dichosos entre los salmos evocando la elegancia y la ligereza, la abundancia de pastos y la hierba hasta el morro. Igual que en estas fotografías. En hebreo, corzo es hermosura y sin embargo, en otras lenguas, apenas le nombraron por su tamaño: corto, corzo. Aunque quizá quien mejor le entiende son algunos estudiosos de los topónimos: Corzo daría nombre, según ellos, a todos los municipios que comienzan por Alco. Así, Alco, el corzo, según la mitología griega, es hijo de Astreo, un titán, un gigante, un dios de las estrellas. 

Comentarios