Prados y flores. Heliotauro de cuello rojo (Eliotaurus ruficollis). Manzanares el Real. 12-6-2016


Le gustan los prados y las flores, dicen los entomólogos. ¿Y a quién no? Te puedes preguntar. Posado en un mundo de color, al sol del verano y mecido en una flor fresca y espléndida. A Dios le gustan los insectos, puedes pensar al verle posado porque este toro del sol, como otras miles de especies llenan la Tierra en una diversidad tal que te deja sin aliento. Y sin embargo, hay que reconocer, que esos millones de escarabajos, de moscas, de laboriosos seres pequeños no han impedido jamás que, por ejemplo, las flores moradas de la escabiosa –de las que se sirven golosamente- estén en peligro de desaparición. Como de ninguna otra especie, más grande o más pequeña con la que conviven. Una lección de vida, queridos congéneres humanos, contenida humildemente en apenas dos centímetros de la que admirarse cada verano. 
Texto de colaboración. Maribel Orgaz.

FOTCIENCIA14

Comentarios