De los Emperadores de China. Martín Pescador (Alcedo atthis). Embalse de Santillana, Madrid. 8-1-2017


En casi cualquier parte, es de sobra conocido, hay alguien que se siente diferente o simplemente Rey, Visir o Emperador. Naces por azar en, pongamos, la China antigua y ya sabes que hombres y aves; caballos y aguas son para ti. Harás apresar al Martín Pescador para arrancarle las plumas; a los tigres los huesos; a los rinocerontes sus cuernos. Vivirás acompañado de todos los tesoros y te harás enterrar con tus mujeres, tus jades y todas las plumas que tengas de este ave. Ordenarás forrar cajas de plumas de Martín Pescador, las repujarás en plata y las comprarás en cada esquina de tu reino sin tasa. Porque, te dirás al pasear y contemplarle posado en una rama, lo que de verdad quieres es apresar su cualidad especial: una explosión de color que cambia según incide la luz del sol. Nunca del mismo tono, nunca igual, siempre. Única. Esa diferencia que este despreocupado pájaro consigue con la sencillez de unas pocas plumas bendecidas de luz sin destruir, matar o sojuzgar. 
TextoColaboración. Maribel Orgaz

Comentarios

  1. Hola Maribel, a Eduardo no le saludo aquí ya que le veo con frecuencia. Hoy he conocido vuestro blog y me ha encantado. Las fotos de Eduardo las veo y las comentamos a veces en las salidas que hacemos con Anapri. Me he deleitado leyendo casi todas las entradas del blog ya que, como no podía ser de otra manera viniendo de quien vienen, los textos son buenos,breves, descriptivos, amenos y hasta divertidos. Una bocanada de aire fresco. Enhorabuena y un abrazo.
    Deberíamos de tomar un café cualquier día de estos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ángel por el comentario, lo traslado a Maribel para que te conteste debidamente. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario